Convocatoria, proceso y contenido para la Jornada Nacional de Dirigentes 2019

31 de mayo al 2 de junio

Jueves 25 de abril de 2019

Santiago, Pascua de 2019.

   

Objetivo General de la JND 2019:

    

"Como Familia, vamos juntos, hacia la otra orilla"

    

El año pasado, año del Padre y de la visita del Papa Francisco a Chile, fue un año marcado por asumir el doloroso proceso eclesial que vivimos, con todas sus consecuencias en desilusión, dolor y desafección. El violento robo de la Corona de la Misión nos puso en alerta como Familia. Este proceso nos ha exigido a todos la apertura necesaria para dialogar, confrontar y reflexionar sobre el flagelo de los abusos y el vertiginoso tiempo de cambio que vivimos.

 

De allí que fueron muy valiosos y necesarios, los conversatorios y reflexiones que se suscitaron a nivel de Familias locales, de estamentos e iniciativas diversas (cartas, aportes). También las jornadas regionales nos permitieron ahondar este proceso, teniendo como marco la Carta del Papa Francisco al Pueblo de Dios que peregrina en Chile y la visión de Nuestro Padre, acerca de la Iglesia de las Nuevas Playas.

 

Fue un tiempo de hacernos parte de este proceso por nuestras propias heridas y faltas, de confrontar nuestro estilo de conducción y nuestro trabajo en común.

 

El paso que acompañamos ahora es asumir como Familia esta crisis, en una nueva profundidad y proyección:

  

Guiados por un ejercicio providencialista, queremos iluminar el camino de conversión personal y comunitario al que estamos llamados como Familia, dejándonos interpelar por nuestra misión a los 70 años desde su proclamación desde el Santuario Cenáculo de Bellavista. Un proceso que nos renueve en la forma de entender y desarrollar nuestra cruzada por vínculos sanos, el sentido auténtico del ejercicio de la autoridad, el valor de las causas segundas para la experiencia de la fe y una sana vivencia de los vínculos naturales y sobrenaturales.

 

En medio de este proceso queremos redescubrir nuestra imagen de Cristo y su centralidad: la cruz de la Unidad, con Jesús imagen del Buen Pastor que ilumina con sus palabras, gestos y actitudes nuestra forma relación y conducción; y María, como imagen de la Nueva Iglesia servidora de la vida, a través de la escucha, el servicio y la cercanía al que sufre.

 

Proceso que nos interpela a revisar y renovar la fe en nuestra misión, teniendo como caso pre-claro la respuesta que dio Nuestro Fundador con su vida.

 

Proceso que hacemos en medio de un contexto cultural y social de profundos cambios, que exigen de nosotros una renovada conciencia de misión, probada por esta crisis y confirmada por la vida del fundador. Conciencia de misión, que se vive en medio de nuestra fragilidad como instrumentos y la Victoriosidad de Dios y la Mater.

 

La otra orilla a la cual nos dirigimos es la orilla de la Nueva Iglesia.

 

Hemos querido que este proceso sea una experiencia de Familia desde su gestación, desarrollo y plasmación, de allí que recogimos aportes diversos y transversales, y formamos una comisión con una conformación plural para reflexionar y plasmar juntos esta Jornada Nacional. Esta experiencia ha sido muy fecunda, como un signo de un nuevo tiempo, que nos lleva a una nueva forma de ser Iglesia: más fraterna y corresponsable, más guiada por el Espíritu, abierta a la escucha, al diálogo, al tiempo y al dinamismo de la experiencia de fe.

 

Objetivo Central:

Renovar nuestra cruzada por el organismo de las vinculaciones, a través de la sanación de los vínculos heridos, iluminando el sano ejercicio de la autoridad, el valor de las causas segundas y la sana vivencia de los vínculos.

 

La jornada se desarrollará en tres etapas:

 

 

1. Día viernes 31 de Mayo: "Como Familia nos encontramos, agradecemos y celebramos".

 

Que este día jubilar sea un espacio de encuentro y gratitud por toda la vida que Dios y la Mater, han suscitado desde nuestro lugar santo. Un Santuario de puertas abiertas, desde la mañana hasta la noche, en el que podamos rezar, celebrar y encontrarnos. Un día de peregrinación que acoja a la Familia Nacional y Metropolitana, por los diversos lugares de Bellavista, culminando con la celebración eucarística: María, en su fiesta de la Visitación, nos invitará a asumir nuestra misión y a agradecer la vida despertada, confiada y compartida durante estos 70 años.

 

2. Día sábado 1° de Junio: "Vamos juntos".

 

Este día central como Jornada tiene tres ejes:

 

 

El primero, hacer nuestra la necesidad de sanar los vínculos heridos, a través de una renovada cruzada por vínculos sanos. Tendremos una mañana de retiro que nos introduzca en este proceso reparador y de conversión, para que todos renovemos personal y comunitariamente nuestra misión instrumental. El símbolo será la Cruz de la Unidad: a ese Cristo de los vínculos seguimos y en María, vemos el rostro de la nueva iglesia que necesitamos.

 

El segundo momento será de reflexión. Si la mañana buscó introducirnos vivencialmente en el alma de nuestra misión, en esta segunda etapa queremos actualizar su contenido. Esta reflexión tendrá dos modalidades: una expositiva común y otra comunitaria en pequeños grupos diversos en su configuración. Reflexión que busca revisar, dialogar y renovar nuestra fe en el carisma.

 

 

El tercer momento quiere traer al Padre Fundador en medio nuestro, ya que su vida y la forma en que vivió la misión de Schoenstatt, constituyen por sí mismas, una respuesta. Lo haremos a través de una cantata al final de la tarde y el estreno en la noche, a nivel de Dirigentes Nacionales, del documental sobre el Fundador "El Pionero".

 

3. Día Domingo 2 de junio: "hacia la otra orilla".

 

Este día estará marcado por el diálogo con la Iglesia y la cultura, ya que somos Iglesia y estamos insertos en una realidad eclesial cuya coyuntura y proceso también es el nuestro. Por otro lado, lo hacemos en medio de cambios profundos y desafíos culturales nuevos, esa realidad queremos conocer para responder desde nuestra misión. Será una instancia de escucha, diálogo y propuestas.

 

Culminaremos nuestra jornada con la Eucaristía en el día de la Ascensión del Señor, seremos enviados por él con una renovada conciencia de misión y de desvalimiento ante la gran tarea. Conciencia de misión y desvalimiento que entregaremos a la Mater en su Santuario.

 

Les invitamos como Familia Nacional a hacerse parte de este proceso, si bien cada familia local y cada comunidad estará representada, queremos ser una gran familia en estado de Jornada. Ojalá que preparamos con nuestra oración y ofrecimientos esta jornada, que la acompañemos vitalmente durante los días en que se realice y, nos comprometamos a asumir sus conclusiones y el itinerario que nos invite a recorrer, ya que estamos en medio de un proceso de revisión y renovación que no se acaba con la jornada, sino que nos desafía cara al futuro.

     

P. Juan Pablo Rovegno M.

Dirección Nacional del Movimiento.


Tallarinata Familiar del Santuario de Bellavista 2019

Tallarinata Familiar del Santuario de Bellavista 2019

¡Todos invitados a participar!

Evaluación

Evaluación

Jornada Nacional de Dirigentes 2019

¡Fotos Jornada Nacional de Dirigentes 2019!

¡Fotos Jornada Nacional de Dirigentes 2019!

Como Familia, vamos juntos hacia la otra orilla

¡Fotos de los 70 años de la Misión del 31 de Mayo!

¡Fotos de los 70 años de la Misión del 31 de Mayo!

Como Familia, celebramos el Tercer Hito de Schoenstatt

Intenciones de oración para la Iglesia en Chile 2019

Intenciones de oración para la Iglesia en Chile 2019

El pueblo de Dios que peregrina en Chile, las víctimas de abusos, los inmigrantes y los hombres, mujeres y niños más...

Prevención de abusos

Prevención de abusos

Comunidad Padres de Schoenstatt

Acerca de Francisco José Cox

Acerca de Francisco José Cox

Comunicados e información