La infancia vulnerada: una realidad cambiante

P. Francisco Pereira, María Ayuda

Martes 10 de septiembre de 2019

La infancia vulnerada: una realidad cambiante
 P. Francisco Pereira 

  

María Ayuda, la obra fundada hace 36 años por el P. Hernán Alessandri, padre de Schoenstatt, ha podido experimentar en sus centros y residencias a lo largo de Chile con el paso de los años, la transformación de la complejidad en los perfiles de los niños, niñas y adolescentes que son acogidos en ellos. Una transformación no solamente porque los niños ya no llegan por "demanda espontánea", es decir por propia voluntad de sus padres, sino también solamente por la decisión de un tribunal de familia, que se ve obligado a apartarlos de su entorno familiar maltratante. —

  

 

Un nudo crítico sin respuesta

 
Estos niños son víctimas de graves delitos que dejan profundas huellas sicológicas y de salud mental y requieren de tratamientos largos con especialistas en psiquiatría infantil y adolescente, especialistas que hoy en Chile no existen para ellos en la salud pública. Es decir, los más débiles de la sociedad: los niños maltratados y vulnerados, con profundas huellas en su alma -generalmente vinculada a una carencia o dolor emocional, que muchos especialistas hoy catalogan de "trastorno vincular", estrés postraumático o depresión severa, por mencionar algunos- no tienen un espacio en la política pública de nuestro país. Y eso como ciudadanos y como cristianos nos duele y avergüenza.

 

Las dificultades a las que nos enfrentamos es que a veces se generan graves situaciones en el interior de una residencia por la tensión -a veces insostenible- de una crisis conductual, que pone en riesgo al mismo niño con autoagresiones opone también en riesgo a otros. Al movilizarnos con ese niño o niña a los centros de salud pública, nos enfrentamos a una dolorosa realidad que viven todos los usuarios del sistema de salud. Por un lado, que no existen camas disponibles en aquel hospital, por lo que después de horas, el niño o niña vuelve a la residencia, con la atención de un calmante del momento o después de un par de días es dado de alta a la residencia sin ningún tratamiento especializado, con una próxima hora de uno a tres meses más.

 

 

¿Quién se hace responsable?

 
No es responsabilidad de una institución social que acoge a víctimas de vulneraciones graves de derecho, como lo es María Ayuda, responder a las necesidades que corresponden al ámbito de la psiquiatría y en concreto al área de salud, respuesta mínima que se requiere para que niños y jóvenes puedan recuperarse de las experiencias vividas y comenzar a desarrollar sus potencialidades.

 

Aun así, en María Ayuda hacemos todo lo humanamente posible por dar respuestas efectivas a estas complejidades (porque es nuestra vocación humana y cristiana), creando espacios de buen trato, de familiaridad, de amor y también de espiritualidad, para el sano desarrollo de quienes acogemos. Por eso, en la mayoría de los lugares estamos dando prioridad a residencias pequeñas, lo más cercano a una familia, para favorecer ambientes íntimos y personales, que cualquier niño soñaría tener.

 

Pero cuando la realidad antes descrita nos supera, porque no podemos acceder o garantizar alguna atención de salud mental efectiva, que en la mayoría de los casos no tiene respuesta o es muy deficitaria, es nuestra obligación levantar la voz, tanto al Estado como a la sociedad civil, especialmente a los más cercanos, y dar a conocer este drama de la infancia vulnerada.

  

 

La experiencia positiva de algunos casos nos anima

 
Siendo éste el camino que recorren nuestros equipos con estos niños, con un alto grado de frustración, hemos logrado en muchos casos, frente a la casi nula respuesta de la salud pública, financiar evaluaciones privadas de psiquiatras, con importantes cambios, al dar respuesta a los requerimientos del niño o adolescente. Sabemos que esta forma de resolver no es extensible por ahora a todos, pero vemos que, con una atención de calidad y tiempo, que dura más allá de 15 a 20 minutos, se logra llegar a un buen diagnóstico. Entendemos que esta realidad no sólo es de niños y jóvenes en situación de protección, sino que es parte de la pobre respuesta que tiene la salud mental en nuestro país, donde se requiere no solo revisar qué respuestas se están dando desde el Estado, sino también desarrollar una política pública preventiva, que no espera lamentar el alza de cifras de suicidios, sino que promueve espacios saludables de bienestar físico y especialmente, bienestar emocional.

 

 

Tu aporte profesional es una respuesta concreta

 
Mientras la salud pública no responda, apelamos a la solidaridad concreta y efectiva de personas de buena voluntad, sobre todo dentro de los miembros del Movimiento, en cada ciudad donde esté María Ayuda, de norte a sur del país, que puedan ofrecer por ejemplo horas médicas, no solamente en el ámbito de la psiquiatría, sino en cualquier área de la salud, también odontológica, y todos los ámbitos que sea posible. O también un bono en dinero, como un aporte para ser atendido por un profesional. Así nos hacemos todos responsables de una vida.

 

María Ayuda se ha desarrollado en 15 ciudades a la sombra del santuario de Schoenstatt, vive de su espiritualidad y carisma, y es para todos los que allí se congregan, una maravillosa oportunidad de ejercer la justicia y el amor hecho obra concreta.

 

 Imagen foto_00000003

    

PARA COMPRAR TU ENTRADA, PINCHA AQUÍ

  

www.mariaayuda.cl

 


Chile no puede esperar

Chile no puede esperar

Mensaje de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal

Reflexión de la Presidencia Nacional

Reflexión de la Presidencia Nacional

para toda la Familia de Schoenstatt

Ante la crisis social que vivimos

Ante la crisis social que vivimos

material de apoyo para la reflexión

Un llamado a la conversión personal y comunitaria, con consecuencias sociales

Un llamado a la conversión personal y comunitaria, con consecuencias sociales

Editorial Revista Vínculo de noviembre

Pueblo de Dios, camino de esperanza

Pueblo de Dios, camino de esperanza

Hagámonos parte del proceso de renovación eclesial

Jornada Nacional de Dirigentes 2019

Jornada Nacional de Dirigentes 2019

Todo el material

En noviembre el Papa reza por el Diálogo y la reconciliación en el Próximo Oriente

En noviembre el Papa reza por el Diálogo y la reconciliación en el Próximo Oriente

En este mes de noviembre, el Santo Padre orienta su intención de oración hacia el diálogo entre las comunidades religiosas en...

Schoenstatt.org

Schoenstatt.org

Conectados con Schoenstatt de todo el mundo

Prevención de abusos

Prevención de abusos

Comunidad Padres de Schoenstatt