Pueblo de Dios, camino de esperanza

Hagámonos parte del proceso de renovación eclesial

Martes 13 de agosto de 2019

Imagen foto_00000004

 

¿Qué es?

Es una invitación a buscar juntos una nueva forma de ser Iglesia. Hacer un camino, un proceso para que, conscientes que somos pueblo de Dios ungido por el Espíritu, busquemos desde las raíces profundas de esta crisis y los cambios de la sociedad actual, el actuar y querer de Dios para cada uno de nosotros, nuestras comunidades, las Iglesias locales y toda la Iglesia que peregrina en Chile.

      

No es una consulta, no se trata de armar un plan pastoral, elaborar orientaciones pastorales o confeccionar un elenco de necesidades o sugerencias "para la iglesia". Es asumir la unción del Espíritu, para que cada uno, cada comunidad, cada diócesis pueda -con verdad y libertad- mirar de frente lo que está sucediendo, interpretar en ello el querer de Dios y elegir lo que Dios nos pide en este momento de la historia.

    

 

¿Por qué lo hacemos?  

Es una iniciativa que empieza a germinar en diversas comunidades eclesiales en medio de la crisis de la Iglesia Católica en Chile, transparentada con crudeza tras la visita del papa Francisco a Chile y la posterior convocatoria a los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile al Vaticano. 

  

Tras la carta que el Papa Francisco envía en 2018 al Pueblo de Dios que peregrina en Chile se inició un camino de diálogo a nivel diocesano y nacional con agentes pastorales laicos y consagrados. Durante este tiempo se constata la necesidad que debíamos seguir caminando, llamados a buscar la verdad y la justicia, especialmente buscando identificar y abordar los aspectos de fondo que permitieron los abusos de poder y sexuales. Entonces se constata la necesidad de iniciar un discernimiento profundo, comunitario y extensivo de nuestra realidad como Pueblo de Dios en Chile en cuanto organización humana con sus estructuras y sus modos de relación.

    

No podríamos salir iguales de esta crisis, a volver hacer lo que hacíamos antes y de la misma forma, como si nada hubiera pasado. Debemos discernir e inaugurar nuevas formas de ser Iglesia, que camina unida y que opta por avanzar hacia los nuevos caminos que el Espíritu vaya señalando. Ser el Pueblo que Dios quiere, es nuestra esperanza.

   

    PARA MÁS INFORMACIÓN Y PARA PARTICIPAR EN ESTRE PROCESO INGRESA A: http://www.discernimiento.cl/index.php

   

Fuente: www.iglesia.cl

 


Chile no puede esperar

Chile no puede esperar

Mensaje de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal

Reflexión de la Presidencia Nacional

Reflexión de la Presidencia Nacional

para toda la Familia de Schoenstatt

Ante la crisis social que vivimos

Ante la crisis social que vivimos

material de apoyo para la reflexión

Un llamado a la conversión personal y comunitaria, con consecuencias sociales

Un llamado a la conversión personal y comunitaria, con consecuencias sociales

Editorial Revista Vínculo de noviembre

Pueblo de Dios, camino de esperanza

Pueblo de Dios, camino de esperanza

Hagámonos parte del proceso de renovación eclesial

Jornada Nacional de Dirigentes 2019

Jornada Nacional de Dirigentes 2019

Todo el material

En noviembre el Papa reza por el Diálogo y la reconciliación en el Próximo Oriente

En noviembre el Papa reza por el Diálogo y la reconciliación en el Próximo Oriente

En este mes de noviembre, el Santo Padre orienta su intención de oración hacia el diálogo entre las comunidades religiosas en...

Schoenstatt.org

Schoenstatt.org

Conectados con Schoenstatt de todo el mundo

Prevención de abusos

Prevención de abusos

Comunidad Padres de Schoenstatt